Cómo rezar

Cómo rezar el Santo Rosario

En este post te enseñaremos cómo rezar el santo Rosario, ya sea que nunca lo hayas rezado o hace tiempo no lo haces. Este es un paso a paso para principiantes, por lo que incluye todas las oraciones que necesitas conocer. Bajo cada instrucción aparece la oración que se indica, oculta en la solapa gris que dice “Leer”. Haciendo clic en ella puedes leer la oración o simplemente ignorarla si ya la sabes de memoria.

“Por medio del rosario los fieles reciben abundantes gracias, como desde las mismas manos de la Madre del Redentor”. -Juan Pablo II

Primero que nada te contamos qué significa Rosario y qué representa.

Si bien el Rosario es una oración que rezamos los católicos, y físicamente se define como un objeto formado por una serie de cuentas, la palabra Rosario tiene un significado más hermoso. Rosario significa “Corona de Rosas”, por lo tanto eso es lo que representa, una corona de rosas para nuestra Santísima Virgen María.

Cómo rezar el Rosario

Paso a paso:

Inicio:

  • Nos persignamos:

Por la Señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Haz clic aquí para saber cómo persignarse correctamente

  • Hacemos el acto de contrición (opcional)
Leer

Acto de contrición

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

Desde la cruz hasta la medalla:

  • Recitamos el Credo
Leer

Credo

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

  • Rezamos 1 Padre Nuestro (se suele ofrecer por el santo padre y sus intenciones)
Leer

Padre Nuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

  • Rezamos 3 Ave Marías (se suele ofrecer por el aumento de las 3 virtudes teologales: Fe, esperanza y caridad)
Leer

Ave María

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tu eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

  • Rezamos el Gloria
Leer

Gloria

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Empezamos por la parte derecha y terminamos por la parte izquierda.

Desde la medalla en adelante:

Misterios:

Los misterios representan diferentes momentos en la vida de Jesús y son para meditarlos mientras recitamos las oraciones. Debemos escoger los misterios correspondientes a cada día.

Misterios Gozosos (lunes y sábado)

  1. La anunciación
  2. La visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel
  3. El nacimiento del Hijo de Dios
  4. La Presentación del Señor Jesús en el templo
  5. Jesús es hallado en el templo

Misterios Dolorosos (martes y viernes)

  1. La Oración de Nuestro Señor en el Huerto de Getsemaní
  2. La Flagelación del Señor
  3. La Coronación de espinas
  4. El Camino del Monte Calvario
  5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor

Misterios Gloriosos (miércoles y domingo)

  1. La Resurrección del Señor
  2. La Ascensión del Señor
  3. La Venida del Espíritu Santo
  4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos
  5. La Coronación de la Santísima Virgen

Misterios Luminosos (jueves)

  1. El Bautismo en el Jordán
  2. La autorrevelación en las bodas de Caná
  3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión
  4. La Transfiguración
  5. La Eucaristía

Rezamos: 

  • 1 Padre Nuestro (en la cuenta grande o aislada)
  • 10 Ave María (una por cada cuenta pequeña de la decena)
  • Gloria

Adicionalmente, de forma opcional se puede agregar después del Gloria, la oración Oh Jesús mío y Oh María u otras a elección.

Leer

Oh Jesús mío

¡Oh, Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas y socorre espelcialmente a las más necesitadas de tu Divina Misericordia. Amén.

Oh María

Oh María concebida sin pecado, ruega por nosotros que recurrimos a ti.

  • Al final del Rosario se reza la Salve y opcionalmente las letanías

Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María!

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Diagrama

El siguiente diagrama puede ayudarte a memorizar lo visto anteriormente. Recuerda que puedes guardarlo en tu computadora o teléfono móvil para que lo lleves a todas partes hasta que aprendas el rosario de memoria.

¿Cuánto tiempo tardaré en saber rezar el rosario?

Si no lo rezas seguido, lo más probable es que te olvides. Rezándolo cada día puedes memorizar el orden de las oraciones en menos de una semana, y en un par de semanas ya te sabrás de memoria los misterios. Te recomiendo leer la narración de los misterios para que sepas bien de qué se trata cada uno y puedas meditarlos mientras rezas la decena.

Si vives en Chile y aún no tienes un rosario quizá quieras adquirir uno desde el Taller de Rosarios de Un Rosario Por Chile o desde la Fundación Dimas.

Te puede interesar:

image_printImprimir

¡Ayúdanos a llegar a más personas!

También puede interesarte...