Cómo rezar Purgatorio

Coronilla de santa Gertrudis por las almas del Purgatorio

Coronilla de santa Gertrudis por las almas del Purgatorio
Coronilla de santa Gertrudis por las almas del Purgatorio

Cómo rezar la Coronilla de santa Gertrudis

  • Señal de la cruz
  • Credo
  • Padre Nuestro
  • 3 Ave María
  • Gloria
  • En cada cuenta grande rezamos un Padre Nuestro
  • En cada cuenta pequeña:

Padre Eterno, yo te ofrezco la Preciosísima Sangre de Tu Divino Hijo Jesús, en unión con las misas celebradas hoy día a través del mundo por todas las benditas ánimas del purgatorio. Amén.

El propio Jesús le reveló a Santa Gertrudis ésta oración, diciéndole que Él liberaría miles de almas del Purgatorio cada vez que se dijera. Con mucha más razón debemos tener fe en la liberación de las almas purgantes cuando rezamos la coronilla completa, es decir 50 veces esta oración.

Si gustas puedes agregar el siguiente texto a esta oración, el cual fue agregado posteriormente, no por santa Gertrudis:

Por todos los pecadores del mundo, por los pecadores en la Iglesia universal, por aquellos en propia casa y dentro de mi familia.

  • Al final de cada decena:

Sagrado Corazón de Jesús, abre el corazón y la mente de los pecadores a la verdad y la luz de Dios, el Padre. Inmaculado Corazón de María, ruega por la conversión de los pecadores y del mundo entero.

  • Gloria

¿Por qué rezar por las almas del Purgatorio?

Las almas tienen en nosotros a quienes pueden ayudarlas a sufrir menos, por lo que buscan que tengamos presente su existencia, su dolor y sufrimiento, y también su bendición de ser almas que ya están salvadas. Cuando un familiar nuestro fallece, debe ser motivo de inmensa alegría pensar que el alma está en el Purgatorio, que se ha salvado. Pero también, y mucho más importante aún, es la necesidad urgente y apremiante de orar e implorar a Dios por esta alma, para que sea liberada.

Cuando un alma tiene que purgar las penas derivadas de lo que le hizo a alguien que aún está vivo (falta de amor u ofensas), tiene en el perdón de esa persona el modo directo de acortar el sufrimiento. Por eso es que las almas están particularmente atentas a la oración de estos familiares o amigos con los que mantienen ataduras originadas en la falta de amor que tuvieron en vida. Buscan el perdón, el restablecimiento de la cadena de amor que no sólo ayuda al alma purgante, sino al que está en la tierra aún, porque el rencor, el resentimiento y el odio dañan a esa alma también.

Es nuestra obligación suprema, como cristianos, ayudar a las Almas del Purgatorio a ser liberadas con prontitud. No sólo las de nuestros familiares y amigos están allí, esperando nuestra ayuda, sino las de millones de almas que agradecerán multiplicando por mil los favores recibidos, cuando entren al Reino y puedan interceder por nuestras propias almas ante Dios. La forma más efectiva es pedir Misas por ellas, la Sagrada Eucaristía, la Sangre de Cristo es el modo más poderoso de liberarlas.

La oración por las Benditas Almas del Purgatorio es el acto más maravilloso de amor que un alma puede dar. Orar por ellas es una demostración de fe en el Reino prometido por Jesús, es una prueba de amor por aquellos que más lo necesitan ya que nada pueden hacer por cuenta propia para acortar sus penas, y es un gesto de unión en la Comunión de los santos, de la Iglesia peregrina en la tierra.

Te puede interesar también:

Si deseas inscribir a tus seres queridos fallecidos para misa y oración:

Fuentes:

image_printImprimir

¡Ayúdanos a llegar a más personas!

También puede interesarte...