Testimonios de milagros por rezar el rosario

Testimonios de milagros por rezar el rosario
Testimonios de milagros por rezar el rosario

Esta es una compilación testimonios de milagros por rezar el rosario, muy conocidos entre aquellos que son más devotos del mismo y de nuestra santísima Madre María.

El rosario derrota a las fuerzas musulmanas en la batalla de Lepanto en 1571

Al final de las Cruzadas, las fuerzas navales católicas, en una batalla con las fuerzas musulmanas, se encontraban en desventaja total en número y recursos. Sabiendo que las probabilidades de victoria eran bajas, el Papa San Pío V solicitó a toda Europa rezar el rosario. Mientras realizaba sus deberes en el Vaticano a kilómetros de distancia de la batalla, se dice que el buen Papa se levantó repentinamente en el momento de la victoria, se acercó a una ventana y exclamó: “¡La flota cristiana es victoriosa!” mientras derramaba lágrimas de gratitud a Dios.

A través del poder del rosario, las fuerzas católicas derrotaron a los turcos musulmanes. En otro punto de interés, el Almirante Andrea Doria al mando de las fuerzas católicas llevó una pequeña imagen de Nuestra Señora de Guadalupe a la batalla. Esta imagen ahora se venera en la Iglesia de San Stefano en Aveto, Italia.

El rosario protege a los sacerdotes jesuitas de la bomba atómica en Hiroshima en 1945

El 6 de agosto de 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, se arrojó una bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima, Japón. 140,000 personas murieron o resultaron heridas. Había una casa a ocho cuadras (aproximadamente 1 kilómetro) desde donde estalló la bomba atómica. Esta casa tenía una iglesia adjunta que fue completamente destruida, pero la casa sobrevivió, y también los ocho misioneros jesuitas alemanes que rezaban el rosario en esa casa fielmente todos los días.

Estos hombres eran misioneros para el pueblo japonés, no eran militares, pero debido a que Alemania y Japón eran aliados durante la Segunda Guerra Mundial, se les permitió vivir y ministrar dentro de Japón durante la guerra. No solo sobrevivieron con algunas pocas lesiones relativamente leves, sino que vivieron mucho más allá de ese horrible día sin enfermedad por radiación, sin pérdida de audición, o cualquier otro defecto o enfermedad visible a largo plazo. Naturalmente, fueron entrevistados y examinados en numerosas ocasiones. El padre Schiffer, uno de los sobrevivientes, fue interrogado por más de 200 científicos y personas de atención médica sobre su notable experiencia y dijo “Creemos que sobrevivimos porque estábamos viviendo el mensaje de Fátima. Vivíamos y rezábamos el rosario diariamente en esa casa”.

El rosario libera a Austria del gobierno comunista en 1955

Durante tres años, la Austria católica se sometió al gobierno tiránico de la Rusia comunista después de la Segunda Guerra Mundial. Un sacerdote franciscano llamado Padre Petrus recordó la historia de cómo los cristianos en el siglo XVI habían derrotado a los turcos en la batalla de Lepanto a través del rosario, a pesar de haber sido superados en número.

El padre Petrus lanzó una cruzada del rosario y 70,000 personas se comprometieron a rezar el rosario diariamente con la intención de que Austria se liberara del dominio ruso. Aunque Austria era valiosa para los soviéticos debido a su ubicación estratégica y sus ricos recursos, el 13 de mayo de 1955, el aniversario de la primera aparición de Nuestra Señora en Fátima, el régimen ateo ruso, en un movimiento completamente sin precedentes, firmó el acuerdo para irse de Austria. No se mató a una sola persona, ni siquiera se disparó un solo tiro.

Hoy, los historiadores y estrategas militares aún no pueden explicar cómo o por qué los rusos se retiraron de Austria.

El rosario derrota a una dictadura filipina en 1986

Los ciudadanos de Filipinas eran pobres y estaban hambrientos, mientras que el presidente Marcos y su esposa Imelda vivían llenos de lujos. Hasta el día de hoy, la gente hace bromas sobre los zapatos de Imelda Marcos porque tenía 3000 pares, junto con 15 abrigos de visón, 1000 carteras y 508 vestidos elegantes. La gente quería elegir un nuevo presidente, Benigno Aquino, apodado Ninoy, pero fue asesinado justo en frente de su esposa y su familia cuando se bajó de un avión para postularse para un cargo en Manila.

Después de este brutal asesinato, la esposa de Ninoy, Corazon “Cory” Aquino, participó activamente en las protestas contra el régimen de Marcos. La gente clamó que Cory se postulara para presidente, y cuando le presentaron un millón de firmas instándola a hacerlo, ella cumplió los deseos de la gente. Marcos convocó a un día de elecciones anticipadas el 7 de febrero de 1986, que resultó ser un evento sangriento, violento y lleno de fraude. El presidente Marcos, declarado ganador por su gobierno corrupto, tomó el control de los medios y envió al ejército para sofocar cualquier protesta.

El cardenal Sin de la archidiócesis de Manila instó a una protesta pacífica y el pueblo católico salió en masa. Rodearon los tanques militares y los soldados armados, rezaron el rosario y cantaron canciones religiosas y de protesta. Se celebraron misas y vigilias de oración en las iglesias. Esta protesta de oración continuó durante casi una semana cuando, inesperadamente, los soldados se alejaron de sus tanques, dejaron sus armas y se unieron a la multitud pacífica.

El presidente Marcos huyó del país el 26 de febrero de 1986 y toda la nación salió a la calle en celebración. Oraciones de acción de gracias y misas sagradas se llevaron a cabo en agradecimiento a Dios. Como nueva presidenta, Cory Aquino hizo cambios radicales y Filipinas se convirtió en un país libre y democrático. Hasta el día de hoy, la gente está asombrada de que el malvado y corrupto régimen de Marcos haya sido completamente anulado por medios pacíficos.

El rosario convierte a Pompeya de la influencia satánica, a fines de 1800

Bartolo Longo nació en 1841 en una familia católica devota. Cuando Bartolo creció, decidió estudiar derecho. Nápoles en ese momento estaba pasando por una tremenda crisis espiritual. El paganismo y el satanismo de todo tipo abundaban. Bartolo no era inmune a estas influencias y se convirtió en un sacerdote satánico, para disgusto de su familia, que hizo todo lo posible para que se arrepintiera.

Cuando el satanismo comenzó a atormentar su mente, su familia lo convenció de hacer una buena confesión. Alberto Radente, un santo sacerdote dominico, lo ayudó a regresar a la fe católica y alentó su devoción al rosario. Bartolo tuvo una conversión milagrosa y en 1870 se convirtió en dominicano de tercer orden y eligió vivir una vida en penitencia por todos los terribles pecados que había cometido contra la iglesia.

Un día, casi sucumbió al pecado de la desesperación, sintiendo que Dios nunca podría perdonar los tremendos pecados que había cometido contra la iglesia. En ese momento recibió inspiración divina y recordó la promesa de la Santísima Virgen de que ayudaría en todas sus necesidades a quienes propaguen su rosario. Se dispuso a restaurar la capilla en ruinas en Pompeya y promover el rosario a quien quisiera escuchar. Se distribuyeron folletos sobre el rosario para ayudar a las personas a aprender a rezar esta poderosa devoción. Trató de encontrar una imagen de Nuestra Señora del Rosario digna de colgar en la capilla, pero solo le ofrecieron una pintura arrugada con una imagen que sentía que era tosca y no digna de veneración, sin embargo, la aceptó del convento en el que se encontraba almacenada. Mientras Bartolo continuaba su trabajo de propagar el rosario, la membresía de la capilla creció enormemente y muchos milagros comenzaron a asociarse con Nuestra Señora de Pompeya.

Las curaciones y las conversiones espirituales ocurrieron debido a las devociones a través de este nuevo santuario. La gente prometió su apoyo para construir una gran iglesia que honrara adecuadamente a Nuestra Señora del Rosario. En 1894, Bartolo y su esposa entregaron la iglesia al cuidado del Vaticano. La imagen original encontrada en el convento fue restaurada por última vez en 1965 y el Papa Pablo VI coronó las cabezas de Jesús y María con diademas dadas por la gente de Pompeya. El 26 de octubre de 1980, Bartolo Longo fue beatificado por Juan Pablo II, quien lo llamó “el hombre de la Virgen” y el “Apóstol del Rosario”.

El rosario detiene a un asesino en serie en 1978

A las 3:00 am del 15 de enero de 1978, Robert Cowell (“Ted”) Bundy ingresó a la casa de la fraternidad Chi Omega en la Universidad Estatal de Florida y asesinó a dos chicas antes de partir en busca de más víctimas. Cuando entró en la habitación de una tercera chica con un bate como arma, vio un rosario agarrado en su mano, dejó caer el bate y huyó.

Más tarde, la niña dijo a las autoridades que antes de irse a la universidad le había prometido a su abuela que rezaría el rosario todas las noches para protegerse, incluso si se quedaba dormida en el proceso. Esto es lo que había hecho esa noche, y todavía sostenía el rosario cuando el asesino entró en su habitación. Bundy luego confesó más de treinta asesinatos.

El padre Joseph M. Esper dice en su libro With Mary to Jesus (Con María hacia Jesús): “Irónicamente, cuando Ted Bundy estaba en el corredor de la muerte, esperando la ejecución de sus crímenes, le pidió a Monseñor Kerr que le sirviera como consejero espiritual, y el sacerdote aprovechó la oportunidad para preguntar sobre esa terrible noche. Bundy explicó que cuando entró en la habitación de la niña, tenía la intención de asesinarla, pero un poder misterioso se lo impedía”.

El padre Esper agrega: “Y no solo (el rosario) ayuda a nuestro propio crecimiento espiritual, sino que también socava el reino de Satanás. El famoso exorcista del Vaticano, el padre Gabriele Amorth, testificó: ‘Un día, un colega mío escuchó al diablo decir durante un exorcismo, “Cada Ave María es como un golpe en mi cabeza. Si los cristianos supieran lo poderoso que es el Rosario, sería mi fin”.

Padre Patrick Peyton, el sacerdote del rosario, 1909

El Padre Patrick Peyton nació el 9 de enero de 1909 en el Condado de Mayo, Irlanda. Fue el sexto entre una familia de nueve hijos. A los 19 años, él y su hermano Tom, emigraron a los Estados Unidos. Quería convertirse en sacerdote, pero su familia en Irlanda no podía pagar económicamente la educación requerida. Se mudó con su hermana Nellie y obtuvo un trabajo como conserje en la Catedral de St. Stanislaus en Pennsylvania.

Con la ayuda de Monseñor Paul Kelley, Patrick pudo continuar sus estudios para convertirse en sacerdote. Ingresó al seminario en la Congregación de la Santa Cruz en Notre Dame, Indiana, en 1932. En octubre de 1938, comenzó a toser sangre y los médicos descubrieron que tenía etapas avanzadas de tuberculosis, la cual era incurable en esos días. Su hermana Nellie lo animó a pedirle ayuda a nuestra Santa Madre. Patrick se consagró por completo a María y se dedicó a rezar el rosario.

Los médicos descubrieron que las manchas en sus pulmones habían desaparecido sin explicación científica. Con esta cura milagrosa a través del rosario de nuestra Santa Madre, el Padre Peyton le prometió a María que promovería el rosario toda su vida. El 15 de junio de 1941, el padre Patrick Peyton fue ordenado sacerdote.

El Padre Peyton fue uno de los primeros evangelizadores en usar los medios electrónicos para difundir la palabra de Dios, en particular, que las familias recen juntas el rosario. Acuñó la frase: “La familia que reza unida, permanece unida” y murió pacíficamente el 3 de junio de 1992 sosteniendo un rosario en sus manos. La causa de su santidad comenzó el 1 de junio de 2001.

Actualmente se pueden visitar el sitio web dedicado a la causa de santidad del padre Peyton y enviar sus intenciones de oración y testimonios de milagros por la intercesión del padre Patrick Peyton. Actualmente es Venerable.

El rosario salva a Brasil del comunismo, 1962-1964

El mundo estaba en un estado de miedo y confusión. Rusia estaba tratando de avanzar en la conversión de tantos países como sea posible al comunismo bajo su gobierno. Las naciones empobrecidas con gobiernos corruptos en crisis eran objetivos fáciles. Cuba acababa de caer ante los soviéticos en 1960, y Brasil era otra conquista planeada.

El presidente de Brasil, Joao Goulart, estaba presionando por una forma de gobierno comunista. Comenzó a instalar comunistas conocidos en altos cargos gubernamentales y al mismo tiempo envió representantes para convencer a los ciudadanos de que el comunismo era bueno para el país.

Con el catolicismo todavía fuerte en el país, el cardenal Jaime De Barros Camara le dijo a la gente a través de un discurso semanal por radio que siguiendo las instrucciones de Nuestra Señora de Fátima con respecto a la oración y la penitencia, Brasil podría derrocar la amenaza comunista. En un discurso, el presidente Goulart se burló del rosario y dijo que el control gubernamental, al no recitar las oraciones del rosario, salvaría a la economía del colapso.

Durante este tiempo, se estaba llenando los bolsillos con dólares dados a Brasil en ayuda extranjera de los Estados Unidos y otros países. Una mujer brasileña llamada Dona Amelia Bastos estaba muy preocupada por este peligro inminente. Su esposo pertenecía a un grupo de hombres llamados los Anti-Rojos que se oponían al comunismo en Brasil. Una noche, Dona Amelia escuchó como los Anti-Rojos discutían la amenaza que enfrentaba su amado país. Ella decidió que ella también podría hacer algo al respecto. Sobre su decisión, dijo: “De repente decidí que la política se había vuelto demasiado importante para dejarla enteramente en manos de los hombres. Además, ¿quién tiene más en juego lo que le está sucediendo a nuestro país que las mujeres?” Inmediatamente formó un grupo llamado Campaña de Mujeres por la Democracia (CAMDE) y comenzó a reclutar a la mayor cantidad de personas posible para rezar el rosario en grupos grandes para frustrar el plan de toma de posesión comunista.

En un pueblo llamado Belo Horizonte, un grupo de 20.000 mujeres que recitaban el rosario en voz alta disolvieron una manifestación procomunista. El éxito de esta protesta pacífica alimentó el ímpetu para que las mujeres católicas hicieran más. Con la ayuda del cielo y la fuerte influencia del arzobispo cardenal De Barros Camara, Dona Amelia reclutó a unas increíbles 600.000 mujeres que marcharon en Sao Paulo para rezar el rosario por la paz. Llamaron a su protesta “Marcha de la familia con Dios hacia la libertad”. bajo la declaración: “Madre de Dios, protégenos del destino y del sufrimiento de las mujeres mártires de Cuba, Polonia, Hungría y otras naciones esclavizadas”.

Leone Brizola, un oficial del alto gobierno comunista, se enfureció cuando su discurso planificado se vio frustrado por el ruido de 3.000 rosarios y el murmullo de las oraciones en el salón de actos. No se perdió una sola vida en esta sorprendente protesta pacífica anticomunista, que muchos testigos describen como “una de las manifestaciones más conmovedoras de la historia brasileña”. Se celebraron muchas más manifestaciones del rosario en las principales ciudades a pesar de las amenazas de acción militar contra las mujeres involucradas. Bajo esta creciente presión, el 1 de abril de 1964, el presidente Goulart huyó del país junto con muchos miembros del gobierno.

El Rosario salva la vida de un hombre el 11 de septiembre

Doug Kanter / AFP

Un hombre de Nueva York que se había alejado de la Iglesia Católica y no se había confesado en años fue recibido en una presentación de sobre Fátima de TPF dada por José Ferraz de America Needs Fatima Custodian (“América Necesita custodios de Fátima”). Después de la visita, el neoyorquino se llevó a casa un Rosario y una Guía del Rosario y comenzó a rezarlo e ir a los sacramentos nuevamente.

Meses después, el 11 de septiembre de 2001, estaba en el World Trade Center en el mismo momento en que tuvo lugar el ataque terrorista. Al ver la bola de fuego y el humo del choque, el hombre huyó de su oficina e intentó correr escaleras abajo para ponerse a salvo. Sin embargo, se encontró con un gran obstáculo. Las puertas cortafuegos se habían cerrado y estaba atrapado en el hueco de la escalera, escuchando los gritos de personas en llamas que todavía estaban dentro del edificio, incapaces de escapar de la muerte.

Cualquier intento de abrir las puertas contra incendios con las manos desnudas sería inútil. Con la ayuda de Nuestra Señora, en lugar de entrar en pánico, se sintió tranquilo. Tomó su Rosario y comenzó a rezarle a la Santísima Madre por ayuda. Y en cuestión de minutos, los bomberos llegaron a su piso, derribaron las puertas contra incendios y lo liberaron. Corrió escaleras abajo a un lugar seguro, sus oraciones fueron respondidas gracias al poder del Santísimo Rosario.

Te puede interesar también:

Fuente: https://maryourhelp.org